Chimaira: Resurrection

Han escogido bien el título los chicos de CHIMAIRA, ya que parece ser que han resucitado, por lo menos en el sentido musical, volviendo al buen camino, aquel que iniciaron con The Impossibility Of Reason y que hizo que la prensa especializada se fijase en ellos como uno de los grupos con mayor proyección en un futuro no muy lejano.

Tras unos cuantos problemillas, originados en parte por el abandono de Rob (batería), que tras grabar The Impossibility Of Reason no se encontraba motivado para salir de gira y esto hizo que el grupo no tuviese muchas ganas de seguir, y tras haber cambiado de discográfica, abandonando la todopoderosa Roadrunner Records para enrolarse en una pequeña compañía, FERRET RECORDS, en el mundo excepto en Europa donde lo hace NUCLEAR BLAST. FERRET es un sello con un futuro bastante prometedor debido a que está fichando poco pero con mucha cabeza, CHIMAIRA vuelven para rompernos las cabezas a base de metal.

Más metalcore que nunca, más thrash que nunca, más agresivos que nunca, más melódicos que nunca… en definitiva más CHIMAIRA que nunca. Eso es lo que encontraremos en Resurrection, disco que verá la luz muy pronto, pero que gracias a una amiguete, cuyo nombre prefiero mantener en secreto, principalmente por que él me lo ha pedido, puedo disfrutar desde ayer a la tarde.

El disco comienza con Resurrection un tema muy CHIMAIRA: furia y un poco de melodía, formados por un par de pasajes vocales con un siempre grandioso Mark y unos samples muy bien encajados. Sin duda el mejor tema del disco, como vosotros mismos podréis comprobar.

El siguiente tema, Pleasure In Pain, sigue sonando muy CHIMAIRA, pero le añade un toque más thrash. un buen tema que queda un poco eclipsado por el enorme inicio del disco. Ritmos muy marcados y técnicos pero a la vez rápidos, mezclándose con la lentitud tan característica del estilo.

Worhtless es el tercer tema. Otro pedazo de corte, con un ritmo un poco más metalcore o hardcore, sobre todo por el ritmo de la batería. El estribillo es una autentica gozada con Mark y Chris (previo paso por filtro, por que sino vaya pedazo voz) escupiendo “Worthless”. La canción está acompaña por unos samples colocados con mucha inteligencia y unas lineas guitarreras muy de la escuela sueca, sin llegar a ser tan claras como en otros temas.

El cuarto tema, Six, es el típico tema de CHIMAIRA en el que dan rienda suelta a todas sus influencias: Death Melódico, Thrash, *core. Nueve minutos en los que las melodías abundan, grrr no soy muy amigo de ellas. A pesar de ello el tema empieza y termina de una forma más cañera, pero en medio se marcan unos ritmitos muy a lo IN FLAMES antiguos, con efectos “multiguitar” de esos que tanto odio ya que después en directo no puede lograr la misma atmósfera. Esta parte, la “peor” para mí comienza con unas voces que me han sonado muy SLIPKNOT (The Subliminal Verses). Aún así, si os gusta el death metal melódico sueco, seguro que esta canción os gustará bastante.

No Reason To Live comienza con ritmo muy calmado para dar paso a un tema bastante thrashero pero con el típico toque marca de la casa. Sin duda un buen tema para tocar en directo, sobre todo por que en el la técnica de estos chicos queda demostrada.

Pasamos directamente a Killing The Beast un tema algo menos acelerado de lo habitual, pero que mantiene toda la esencia y fuerza. A pesar de ello, no me acaba de convencer. No se, tal vez necesite escucharlo más veces, bueno si ya lo he escuchado 5 veces en menos de 24 horas.

The Flame es sin duda otro de esos temas que tan bien saben hacer. Un tema muy directo, con las melodías justas y mucha mucha técnica, sobre todo para clavar los ritmos, por que ahora tocan un ritmo rápido ahora paran para pasar a uno un poco más lento.

Otro buen tema es el siguiente: End It All. En el encontraremos más de los mismo, es decir CHIMAIRA en estado puro. Black Heart comienza a medio tempo pero pronto empiezan a darle caña, que es lo que mejor saben hacer CHIMAIRA.

Needle comienza con unas voces muy core y un ritmo un poco pesado, sin llegar al extremo de death pesado o el doom. En este tema también oiremos a Mark con una voz muy poco habitual en él: como narrando con un tono muy bajo. La segunda mitad del tema es un poco más core con una parte copia descarada a SLIPKNOT, sobre todo un ritmo de batería.

Empire me ha dejado un poco descolocado, sobre todo esa entrada y esos ritmos black metalero melódicos. Vamos que no es de mis estilo.

Y hasta aquí el disco es su edición estándar. El disco en edición limitada, contará con dos temas extras, Kingdom Of Heartache y Paralyzed, que dejaré que lo descubran aquellos que se compren el disco; así como un DVD cuyo contenido desconozco, pero que lo más seguro es que sea un directo del grupo. Un disco que no tenéis que perderos. Si ya se que lo suelo decir habitualmente, pero esta vez es verdad. Yo ya me lo he pedido, en edición limitada por supuesto.

Por último os dejo un regalito, en especial para Fernan que sé que te va a gustar, o eso espero

_start(FALSE, “order=2”)

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *