Vacaciones Forzadas: Segundo capítulo

Pues si gente, sí. Después de una semana sin internet, sigo en las mismas: es decir sin poder conectarme. Ya sabía antes de contratar la linea con ya.com, que el llamado servicio post-venta de estos era pésimo (o peor incluso), pero como era lo más barato cuando lo contraté y como es el que menos problemas suele dar (normalmente), pues me decante por ello.

El sábado a la tarde les llamé para ver de que coño iban que una semana para arreglar un problema, por muy grave que sea, me parece demasiado. El chico que me atendió, muy majo el, me dijo que así funcionan ellos: de puta pena, pero que él no puede hacer nada.

Lo más gracioso de todo es, que hoy me ha dado por mirar las facturas y tócate los huevos (espera que voy…) que ya nos han cargado en la cuenta, la factura correspondiente al mes de enero. Obviamente, lo echaremos para atrás, y sólo lo pagaremos una vez que tengamos el servicio activo, eso si, tras haber pasado el mismo número de días que nos han dejado sin internet.

Y ya la gota que ha colmado el baso ha sido cuando me ha llegado al móvil un SMS diciendo que desde ayer (domingo) se han puesto a solucionar mi problema y que me avisarán cuando este solucionado, espero que en 2 o 3 días.

Algunos me han dicho, si seguiré con ellos ya que nos es normal que te dejen una semana sin internet. Obviamente, había pensado en pasarme a otra compañía, pero como los tramites son muchos y largos y a fin de cuentas es el primer incidente en 4 años, tampoco creo que es para tanto. Además, más vale malo conocido, que bueno por conocer.

Por cierto, espero que para mañana o pasado me llegue el tándem: macbook + teléfono con yoigo, para empezar a darle fuego al asunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *